Dos etapas, seis cursos

En Interlingua, los niños de 6 a 11/12 años se dividen en dos etapas, los Kids (los dos primeros años) y los Juniors (los cuatro siguientes cursos).

En los dos cursos de Kids, los niños van conociendo cada vez más vocabulario. Cada curso sucesivo refuerza y amplía el vocabulario de los cursos anteriores. Se empiezan a introducir estructuras básicas, que poco a poco se van revisando y afianzando. El objetivo de estos cursos es hacer que las sesiones sean comunicativas y que los alumnos vayan adquiriendo con el paso del tiempo las herramientas necesarias para producir sus propias frases y, en definitiva, comunicarse.

A partir de Junior 1, la lectura y la escritura, que ya empezaron a trabajarse en la etapa anterior, van cada vez siendo más importantes y la gramática se va introduciendo lenta pero gradualmente. Poco a poco, irán descubriendo la estructura interna del inglés y adquirirán las bases necesarias para seguir aprendiendo el idioma de forma muy efectiva.

¿Qué importancia tiene el elemento lúdico?

 

Antiguamente se decía que “la letra con sangre entra”… los defensores de esta forma de enseñar se dieron de bruces ya que se ha demostrado que nuestro país, en donde durante muchos años sólo se enseñaba inglés mediante la traducción y la gramática, es uno de los últimos en cuanto a nivel de inglés de sus habitantes.

Aprender es emoción, lo dicen los neurólogos. Aquello que no se aprende con emoción simplemente no se aprende. Por tanto la diversión es esencial en cualquier proceso de enseñanza y aprendizaje. Diversión controlada, no caos, que provoca un aumento de la motivación intrínseca los alumnos por aprender en una atmósfera familiar y amena.

¿Más información? Consulta nuestra sección de preguntas frecuentes